Publicado el Deja un comentario

Un deseo no cambia nada. Una decisión, lo cambia todo

Un deseo no cambia nada. Una decisión, lo cambia todo

Partiendo de esa frase os cuento… Mi nombre es Toni, tengo 43 años, soy una mujer independiente y dueña de mi vida. Soy madre de 3 hijos ( me muero por mis hijos, son el pilar fundamental en mi vida), soy hija (mi madre es la mujer más importante de mi vida y mi padre, aunque ya fallecido, fue el hombre más admirable que he conocido jamás!), soy amiga de mis amig@s (les acompaño al infierno se hace falta) y soy una eterna enamorada de la vida. Me encanta el mar, las olas, el surf, viajar, conocer a lugares y personas, vivir con INTENSIDAD como si me fuera a acabar la vida en cualquier instante. Soy de dar carcajadas escandalosas, de dar abrazos y cantar en la ducha. Amo la vida! 

Un deseo no cambia nada. Una decisión, lo cambia todo

Soy una soñadora. Creo de verdad que los sueños son el alimento del alma, como la comida lo es para el cuerpo. Y cómo todos los seres humanos he soñado y los he dejado ser lo que eran: sueños. Deseaba hacerlos realidad, pero no tenía el “arranque”, no daba el paso, no tomaba ¨la decisión¨ de hacerlos realidad. Deseaba, pero me quedaba inmóvil, tal y como un árbol. Deseaba y soñaba, pero ahí seguía… quieta, parada, sin dar un paso. 

Txustta era un sueño. Un sueño de esos que sueñas y lo ves realidad en la vida ajena. Un sueño que pensaba que era lo que era, un sueño para mí y que lo seguiría siendo siempre. 

Eso era lo que me decía mi mente. Mi mente, era la voz que me acompañaba, que me limitaba a “reunir el valor» para tomar una decisión.

Como todavía era cobarde (si, esa es la palabra ideal), me dispuse a vivir, a hacer parte del sueño ajeno. Trabajé (dando lo mejor de mí, fijándome en como todo funcionaba, intentando aprender lo máximo posible), durante 4 años en los proyectos (yo los llamo sueños) de los demás.  En esos 4 años trabajé por cuenta ajena con tanta intensidad, con tanto compromiso, con tanta responsabilidad que lo vivía como si fuera mío. 

Y me preguntáis: Y? Qué pasó? Qué cambió?

Y la respuesta es que tomé UNA DECISIÓN. Y una decisión, lo cambió tooooodo!

Un deseo no cambia nada. Una decisión, lo cambia todo

En unas pequeñas vacaciones (dígase 10 días) , en las Islas Canarias surfeando, se me “giró la llave del contacto» (metáfora que uso por que en realidad es cómo siento como todo empezó) En un viaje de desconexión, relax y mucho surf me pregunté a mí misma: Toni..Y POR QUE NO? Por qué no haces realidad tu sueño? Por qué no te lanzas al vacío sin paracaídas? Qué es lo peor que puede pasar? Qué te impide? A qué esperas? Lo peor que puede pasar es que salga mal y que tengas que volver a empezar de cero! Y empezar de cero, Toni ya sabes como es! Ya lo hiciste, nena! Eres fuerte!  

Empezar de cero ya era una asignatura más que superada! En el año anterior (julio de 2016) antes de empezar mi proyecto Txustta ya había tomado la mejor decisión en mi vida (la segunda mejor! La primera fue tener a mis 3 hijos!) y tuve que empezar de cero en muchos aspectos… entonces…si era una asignatura superada, eso de volver a empezar de cero…. A qué tenia que temer? A NADA!

Así que yo sola (importante recalcar: yo + yo. Tengo la fama de tener socio Y NO LO TENGO!), tomo la decisión en septiembre  del año 2017 y me pongo a “parir» mi cuarto hijo: Txustta

Un proyecto que nace a raíz de una decisión…. Con un boceto del logo diseñado en una servilleta de papel, de una cafetería del centro comercial de la  playa de la Cícer/ Las Palmas. Y del diseño del logo en una servilleta, todo fue una avalancha de nuevas experiencias con poner en marcha mi proyecto.

Yo no tenía nada planeado! Fue una decisión de la noche a la mañana. En plenas vacaciones. Como si una hada madrina me iluminara con su varita mágica,  quitando de mi mente cualquier pensamiento,  cualquier miedo que me impidiera dar el primer paso en emprender un nuevo camino en mi vida.

El día 04/11/2017 Txustta abre sus puertas al público como tienda de surf en Pontevedra, en mi local de la C/ Doctor Loureiro Crespo,87. Un local de 216m2, que se me hacía gigante, enorrrrme para empezar, así que decidí junto al arquitecto a habilitar tan sólo 92m2. Empecé con pocas cosas, pocos productos. Con la tienda medio vacía,  como quien dice. Como fue todo sin planear no tenía una tienda repleta de productos con una “campaña completa de temporada”.

Como había trabajado por cuenta ajena en otras escuelas de surf antes de empezar con Txustta, mis ex alumn@s me preguntaban que qué iban hacer si yo ya no daba clases de surf, de como iban hacer para que yo les diera clase.  A raíz de esas preguntas de mis ex alumn@s,  tomo otra decisión: abrir un centro de Tecnificación Deportiva Específica de Surf,  para poder entrenarlos, aunque fuera en “seco». En menos de un mes de abrir Txustta (tienda) en mi otro local en la calle de al lado (C/ Gaiteiro de Soutelo,8), nace el Centro de Tecnificación Deportiva Específica de Surf, más conocido por mis alumn@s como: “CT”. Un local totalmente preparado para entrenar y mejorar la técnica de surf de mis ex alumn@s de escuela de surf.

Un deseo no cambia nada. Una decisión, lo cambia todo

Pero la cosa no paró ahí… una voz, dos voces, tres…un montón que me preguntaban: y la escuela de surf para cuando? Y yo, que todavía debía de tener algún resto del efecto de la varilla mágica del hada que me iluminó, pensé: Y por que no? Y Voilá! Un tercer paso dado! De noviembre de 2017 a Enero de 2018 me encontré con 3 proyectos en uno. Txustta ya era: 1- tienda, 2- centro de Tecnificación,  3 – escuela de surf. Madre mía,  Toni! Para no tener nada planeado…. Si que te has puesto a andar! Pues sí!

En septiembre de 2018 necesito más espacio en tienda y, de los 92m2 que tenía habilitados al empezar, amplío y abro el local en su totalidad,  explotando los 216m2. 2018 fue un año de trabajo intenso. Todos los días de la semana. No existían fines de semana, ni domingos y mucho menos festivos. Fue un año muy intenso, un no stop. Eran 3 proyectos en uno. Todas las decisiones en mis manos, toda la responsabilidad en mis manos. Tenía personal en tienda y en la escuela de surf. Y terminamos el año con un buen balance. Pero yo estaba a 3 bandas. En la tienda, en el CT y en la escuela.

En enero de 2019 otra vez, sin planear, tomo la decisión de abrir una segunda tienda en Pontevedra,  en pleno centro de la ciudad (mi primera tienda no es que esté a las afueras de la ciudad.  Se encuentra a tan sólo 1,3 km del centro. Pero si no quieres salir del centro parece que está a 1.000 kms). Crecer implicaba más decisiones, más responsabilidad y más personal. Pero yo, sigo. El día 16/02/2019 Txustta abre su segunda tienda en Pontevedra.

Me despierto una mañana de 2019, con 2 tiendas en Pontevedra, 1 Centro de Tecnificación y escuela propia de surf y, decido que tenía que cruzar la frontera a Portugal  y expandir de alguna manera mi empresa más allá de España. Y allá voy. Entro en el país Lusitano, como una extranjera (que es lo que soy!), como una completa desconocida. Y 30 días después,  tengo a Txustta con punto de venta y mi escuela de surf en la playa de Moledo. Sí! Lo ves como una locura? Tan solo fueron decisiones… no te das cuenta?

Estar trabajando también en Portugal, el ir y venir… me hace tomar otra decisión.  Por las leyes de la física yo no podía estar en 4 lados a la vez: estar en Portugal,  tienda 1, tienda 2, CT y escuela de surf en España… pongo todo en una báscula y.. voilá! Cierro mi local del Centro de Tecnificación.

La experiencia de trabajar en Portugal fue (y lo es por que Portugal mola mazo, os lo puedo asegurar!) tan gratificante que en septiembre de 2019 tomo la decisión de poner “ruedas» a mi primera tienda de Pontevedra y la traslado a Portugal. En noviembre de 2019 abro tienda física en Rua Manoel Afonso, 34 Moledo. Mi tienda está a metros del mar. 140m2 que huelen a mar! Desde el mostrador veo las olas! Desde mi tienda veo la rompiente, los surfistas… La salitre invade la tienda…es surf en estado puro!

Si te das cuenta, todo fueron decisiones! Mi primera tienda, sí… esa que todo el mundo decía que estaba muy lejos del centro y que allí no iría nadie, que nadie me iba a ir a comprar por lo lejos (1,3km) que estaba del centro, fue la que me dio la posibilidad de crecer! Actualmente mi primera tienda se encuentra cerrada al público,  sirviendo de almacén de Txustta. Pero fue la tienda que me dio la oportunidad de comprar mi autocaravana (mi Txusttineta, la llamo con cariño), mi furgo de mi escuela de surf, abrir una segunda tienda en 2019 y una tercera, como quien dice, en Portugal. Fueron 4 locales, 4 acondicionamientos.. Para algunos: 4 locuras… pero yo las llamo: decisiones

Y para no perder la costumbre en este año de 2020 he decidido, por fin, que me tenía que subir de una vez al “carro de la tecnología” y emprender otro camino: Mi tienda online. Era el paso que resonaba en mis oídos desde 2017, desde el nacimiento del proyecto lo deseaba (recordad la frase del principio de todo, un deseo no es nada…os dais cuenta?) Había un rum-rum en mi cabeza de que tenía que hacerlo. Y Sí! Otra vez, otro proyecto… Una vez más  emprendiendo nuevo camino. 

Sin expectativas. Viviendo el presente. Disfrutando del camino. Viviendo experiencias. Caminando por nuevos caminos. Siendo la única responsable de todo. Sin esperar nada. Tomando decisiones….

Y tú? Tienes un deseo?  ^_ – 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

- Responsable de datos: TXUSTTA SURF, S.L.
- Finalidad: responder comentarios y puntualmente envío por mail de noticias y ofertas
- Legitimación: tu consentimiento expreso
- Destinatario: lista de suscriptores alojada en desafiodigital.es
- Derechos: acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de tus datos